RELACION ALUMNOS PROFESORES

Su pregunta me recuerda una frase de Claudine Gandolfi que dice “para enseñar bien, uno debe ser parte payaso, parte actor, parte sargento militar, parte amigo y parte padre”.
Iniciaré con un relato. Al inicio de mis prácticas escolares como docente, buscaba una amistad con los amigos simplemente porque me interesaba conocerlos nada más trascendental que eso, por ello en ocasiones tenía problemas para controlar el grupo pues cómo su amigo le iba a decir qué hacer en el salón.

Lo anterior me ayudó a reflexionar que antes de ser su amigo soy un profesor que sin embargo puedo formar una amistad con el alumno (muy diferente).

La relación maestro-alumno para mí y para los seguidores de la famosa “escuela nueva” es vital para lograr y facilitar la adquisición de aprendizajes significativos en algunos alumnos; explico: dentro de la teoría de estilos de aprendizaje se encuentra un apartado dedicado a los alumnos que son influidos en su aprovechamiento escolar en cuestión a la buena o mala relación que lleven con el docente. A algunos alumnos les puede ser indiferente la relación y para otros crucial; empero una buena relación puede propiciar varios beneficios como mayor confianza, empatía, control del grupo, etc.

(Para ampliar más este tema te sugiero que revises la siguiente página. http://www.inteligenciaemocional.org/ie_en_la_educacion/preguntasfrecuentesestudiantes.htm). 

La clave, considero está en la comunicación constante con ellos, interésese por sus problemas, sus gustos, sus disgustos, sus sueños, entre otros, no todos abrirán su corazón tan rápido para compartir lo que sienten, pero con un interés y preocupación genuina ellos hablarán incluso sin que usted se lo pida, ellos sentirán que se convertirá en más que un adulto que imparte conocimientos, usted en algunos casos se convertirá en la única persona que los escucha porque en el hogar no lo hacen, es un cambio paulatino pero hermoso y nada utópico.

No hay respuestas únicas porque no hay seres humanos únicos, pero una de las claves de entrar a sus mentes y corazones será a través del diálogo.